Sobre los vinagres

Además de tener buenos aceites, es importante elegir buenos vinagres para tener en la cocina.

 

bigstock--127003358

Hay distintas variedades, cada una tiene lo suyo. Si me preguntan, a mí me gusta mucho el vinagre de jerez. Es un vinagre típico español, muy perfumado y bastante intenso, pero con un sabor único. Se lo usa mucho, lógicamente, en preparaciones de la cocina española. Hay que usarlo con cuidado, justamente por lo intenso de su sabor. Pero es riquísimo.

El vinagre balsámico también es muy bueno. Se lo puede usar en muchas preparaciones. Va muy bien con quesos, con ensaladas de hojas verdes y también queda muy bien con papas y vegetales asados. Los balsámicos se miden por la cantidad de años que pasaron almacenados en barriles. A más años, más intensidad, más espesos son y, por supuesto, terminan siendo más caros. Yo he probado vinagre balsámico de hasta 100 años, que tiene la consistencia de una miel. De ese se usa sólo una  cucharita de café. ¿Cómo se lo usa?  Se lo puede servir con un buen parmesano.
El balsámico también se puede usar en postres, por ejemplo, con frutillas marinadas con azúcar negra y unas gotas de aceite. Si es añejo, mucho mejor. A la hora de elegir, recomiendo buscar uno que tenga por lo menos 5 años de añejamiento.

 

Black Old Balsamic Vinegar In A Glass Jug With Fresh Red Grapes

L
os vinagres de vino tinto, blanco, sidra o manzanas también son interesantes. Y hay más: los de frutas. De frambuesas, de higos, de membrillos, que se pueden usar como el vinagre balsámico. Suelen ser también intensos. Se usan muchopara desglasar en las comidas. Por ejemplo: si cocinamos un pollo a la cacerola y le agregamos un chorro de un buen vinagre, le va a dar un muy rico gusto a la preparación.

 

Share Button