Pesto de alcauciles

La primavera es temporada de alcauciles. Y además de comerlos solos, se pueden usar para preparar un pesto y acompañar un plato de pastas. Una receta de mi libro #TroccaCocinero.

 

WhatsApp Image 2018-09-19 at 10.11.33

 

 

Share Button

Spaghetti con pesto de alcauciles

Empiezan a verse los primeros alcauciles de temporada. Una idea para preparalos en un pesto que queda muy bien.
De mi libro #TroccaCocinero, que pueden comprar online, con envío a domicilio, 10% de descuento y dedicado para quien quieran.

 

Captura de pantalla 2017-08-15 a las 9.40.17 a.m.

 

Share Button

De estación: alcauciles

Fresh Organic Artichokes on rustic wooden board

Parecen de otra época: tienen un diseño raro. Más de planta, de flor, que de algo comestible. Los alcauciles son, de hecho, flores.

Y uno de mis ingredientes de estación preferidos.

Las hojas, el corazón (bien cocido, si no, es imposible): el alcaucil es muy versátil. Lo principal es el sabor: tiene ese gusto tan particular, tan “verde”, entre mineral y delicado. Tan bueno es que con un poco de ajo y un chorro de aceite de oliva queda perfecto. Es de esos ingredientes que casi se bastan por sí mismos para quedar bien.  La clave es saber prepararlos bien para sacarles el mejor provecho. Una buena técnica para mantener sabor, color y textura es hacerlos al vapor. Para saber si están, tenedor. Si entra fácil, están listos.

Como alimento saludable, además, es para tenerlo en cuenta: es digestivo, ayuda a limitar la absorción de colesterol y es diurético.

Algunos tips para limpiarlos:

Tener a mano un bowl de agua con limón y usar guantes si es posible (los alcauciles se oxidan y se ponen grises y tiñen las manos).
Pelarlos con cuchillo y frotarlos con un poco de limón.
Una vez limpios, sumergirlos en el agua con limón para que no se pongan negros.

Los pueden preparar saltados, una forma muy simple y que queda muy bien. Los aprendí a preparar así en el país vasco. Acá está la receta. Otra es usarlos para que sean parte de una preparación más compleja, como estos tortellinis de alcaucil con manteca quemada, pepperoncino y salvia. También se pueden preparar en ensalada: con lechuga criolla y espárragos.

 

 

Share Button

Tortellinis de alcauciles con manteca quemada, pepperoncino y salvia

Una pasta al uso de Sucre. Para el mediodía o la noche.
Vale la pena intentar hacer los tortellinis caseros. Lleva tiempo, pero siempre muy grato amasar una pasta casera.
Como hacían nuestras abuelas.

tortellinis

Share Button

Ensalada de alcauciles y corazón de lechuga criolla

ensaladaalcauciles

Espárragos, alcauciles y corazón de lechuga criolla.
Una ensalada fresca, que va con la primavera, y con los ingredientes de estación que siempre son más ricos en su momento del año.
Simple y muy poderosa.

 

Share Button